fbpx
pantheon 3389208 960 720

¿Cuál es tu lugar favorito en casa? Apuesto a que para muchos (¡muchísimos!) la respuesta es la cama. Es el mueble indispensable, con el que seguramente empezamos a amoblar una casa y con el que somos más exigentes. No es para menos porque, aunque los expertos recomienden que la utilicemos sólo para descansar, lo cierto es que la cama es un refugio que da para mucho más. ¿Acaso hay algo más apetecible que una cama bien mullida?

live 3104077 1920

Sin embargo no siempre ha sido así. A lo largo de la historia la cama ha sufrido muchos cambios; de los elementos que la componen, los materiales de los que está hecha, el número de personas que la ocupan, pero sobre todo de tamaño. Hoy te cuento algunas cosas que tal vez no sabías:

1.- Las camas ya existían desde la prehistoria y lo sabemos por pinturas en los muros de las cuevas. Por entonces no eran más que montones de hojas cubiertos con pieles sobre los que dormían todos juntos y en posición fetal para aprovechar mejor el calor.

2.- Ponerle patas a las camas para dormir a más distancia del suelo hizo más fácil protegerla de inundaciones, suciedad e insectos. También salvó a más de uno de las frecuentes mordeduras de serpientes.

3.- Los egipcios ya tenían camas con estructura de cuatro palos y los griegos fueron los primeros, según algunos escritos, en utilizar cabecero.

egypt 2226780 1920

4.- En Roma las camas de los ricos y de los pobres eran muy diferentes. Los ricos fueron los primeros en rellenar el colchón con plumas. Los pobres dormían sobre colchones muy primitivos hechos de paja que se extendían, normalmente, sobre bancos de piedra.

5.- El primer cubrecama de la historia fue elaborado con pelusa de liebre para el Emperador Romano Heliogábalo. En el Siglo XVIII, sin embargo, se prefirió el algodón y el lino, y empezaron a rellenarse en invierno con fibras naturales, como lana, pelo  de caballo y coco. ¿Tal vez el origen del plumón con funda intercambiable? 

6.- En la época de Carlomagno se consideraba un gran honor que te invitaran a compartir cama, con compañeros de armas o huéspedes. Ya entonces incluso los perros dormían con sus amos y los invitados.

pantheon 3389208 960 720

7.- Como medida de seguridad, los Emperadores chinos tenían muchas camas y eran pocos los que sabían en cuál dormirían cada noche.

8.- Los ingleses de la Edad Media consideraban que dormir sobre tejidos suaves y mullidos ablandaba el carácter de los hombres y los hacía afeminados. ¡Inconcebible hoy!

9.- El dosel o cortinas se usaba ya desde el antiguo Egipto y su función principal era crear un microclima que conservara mejor la temperatura durante la noche, aunque estas estructuras alcanzaron su máximo esplendor durante el siglo XVIII.

dawn 2163130 1920

10.- Hubo tiempos en los que las camas eran tan grandes que algunos relatos cuentan cómo los príncipes pedían a sus criados que pegaran fuerte con un palo al colchón para asegurarse de que no había nadie escondido. 

11.- En el continente americano hay referencias prehispánicas a la hamaca y el petate, que aún hoy se utilizan en todo el mundo.

12.- Aunque la primera cama de agua se patenta a principios del 1900, los nómadas de Oriente Próximo ya utilizaban sacos hechos con pieles naturales llenos de líquido para templar su cuerpo y aislarlo del suelo.

bed linen 1149842 1920

Hoy tenemos camas altas, bajas, con patas, con estructura, . Cuadradas, rectangulares y hasta redondas. Y las puedes adornar como más te guste: cojines, almohadones, frazadas, plumones. Con o sin cabecero. ¡Todo un mundo de posibilidades! Y así, ¿quién se extraña de que nos guste tanto a todos y nos cueste un mundo salir de ella (sobre todo los lunes)?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *