fbpx
navidad descanso

DESCANSAR EN NAVIDAD

Diciembre es un mes de celebraciones, desde la temida cena de empresa hasta las fiestas navideñas de los colegios de los niños. Todo ello puede hacer que nuestro cuerpo note los cambios de hábitos y nos cueste más descansar.

1

Es importante saber cómo podemos paliar estos síntomas y cuáles son nuestros “enemigos” principales.

El factor principal es el estrés. Es un mes lleno de actividades, con la agenda repleta de cenas, comidas, reencuentros con familiares, escapadas navideñas, o tardes de mercadillos navideños. Todo ello se junta con el trabajo y con la rutina del día a día. Queremos llegar a todo y no dejar ningún regalo por comprar. Para aliviar esta situación, lo que debemos hacer es intentar disfrutar del momento sin pensar en el mañana. Podemos plantear que, en lugar de cenas sean comidas, así tenemos más tiempo durante el día para asimilar las comilonas. Los fines de semana pueden aprovecharse para hacer planes con los niños, así no modificamos la rutina de los más pequeños. Se debe mantener el ritmo habitual todo lo que se pueda para no alterar nuestro reloj biológico.

Otra de las causas de nuestro empacho habitual son las comidas copiosas y los postres azucarados al máximo. Son días especiales en los que los menús son mucho más elaborados y calóricos que otros días. Además, los horarios también cambian y las cenas se retrasan de tal modo que nos vamos a la cama con la digestión sin hacer. Para compensar todo ello, intenta realizar comidas más suaves y détox el resto de la semana. Y si te empachas por la noche, deja un tiempo hasta que te vayas a la cama y tómate una infusión antes de irte a dormir, te ayudará a mejorar la digestión.

2 1

El alcohol es otro de los tabús de estas fiestas. Beber demasiado alcohol puede provocar malestares e insomnio durante las fiestas creando la temida resaca. Es aconsejable que intentes beber agua en las comidas aunque la mezcles con una copa de vino o champán. Para los postres puedes tomar helados de diferentes gustos o batidos cítricos, te refrescará y evitarán la ingesta de alcohol. El café, por su elevada dosis de cafeína es otro de los enemigos principales del sueño, déjalo para tomártelo a lo largo del día y no por la noche.

Si organizas tus días, conseguirás disfrutar de cada uno de los momentos dando lo mejor de ti.

Por su puesto es importante para el descanso la salud de nuestro colchón. Un buen colchón nos proporcionará un sueño más confortante y sobre todo nos evitará problemas de espalda y dolores en articulaciones haciendo nuestras horas de sueño más provechosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *